El administrador de fincas es una figura realmente importante en una comunidad de vecinos, ya que, el buen funcionamiento de la finca dependerá en gran medida de la gestión del administrador. Si en tu comunidad de propietarios estáis pensando en cambiar de administrador, en este artículo te contamos cómo hacerlo y qué hay que tener en cuenta.

Cómo cambiar de administrador en tu comunidad de propietarios

Antes de efectuar el cambio hay una serie de pasos a seguir y aspectos a tener en cuenta para poder hacerlo de la manera correcta:

Lo primero que hay que hacer es revisar el contrato firmado entre el administrador y la comunidad. Salvo que se exprese algo diferente, los contratos entre las comunidades de vecinos y los administradores suelen durar un año. La comunidad de propietarios debería tratar de respetar los tiempos del contrato ya que, si se rescinde el contrato del administrador antes o después de la renovación tácita, éste podría denunciar a la comunidad y reclamar una indemnización por daños y prejuicios.

En cualquier caso, si el administrador no estuviera cumpliendo con sus funciones (estipuladas en el contrato), estaría llevando a cabo el incumplimiento contractual, por lo que la comunidad podría exigir la anulación del contrato y una indemnización por daños y prejuicios. 

El siguiente paso consiste en convocar una junta. Se puede esperar a que se produzca la junta anual ordinaria convocada por el presidente de la comunidad o se puede celebrar una junta extraordinaria.

Si se opta por la junta ordinaria, en el punto del orden del día que hace referencia al cambio de órganos de gobierno se tomará la decisión por mayoría de votos de los presentes. Antes se le pedirá al administrador que abandone la sala para que la valoración sea lo menos incómoda posible.

En el caso de que se elija celebrar una junta extraordinaria, será necesario que lo considere conveniente el presidente, que sea solicitada por al menos la cuarta parte de los propietarios y por la cuarta parte de los coeficientes de participación.

Una vez acordada la fecha de la junta extraordinaria, será necesario notificárselo a todos los propietarios con al menos 7 días hábiles de antelación, además de poner la convocatoria en el tablón de anuncios de la comunidad.

En la junta en la que se decida cambiar de administrador no es necesario tener ya elegida a la persona que le sustituirá, (esto podrá tratarse en otra junta). No obstante es preciso no alargar mucho esta decisión, ya que, cuanto más tiempo se tarde en elegir a otra persona, más tiempo estará la finca sin administrador, lo que puede acarrear problemas contables y de otras índoles en el futuro. 

En Eunopo somos expertos en Administración de Fincas, por lo que si tienes cualquier consulta, no dudes en contactar con nosotros.