Aunque para algunos pueda parecer innecesaria, la figura del administrador de fincas es realmente importante. Por ello, desde Eunopo te traemos este artículo en el que te contamos qué sanciones a la comunidad de vecinos se pueden evitar si se cuenta con un buen administrador.

Sanciones a la comunidad: cuáles se pueden evitar con un administrador

Lo que algunos propietarios no saben es que el trabajo del administrador de fincas supone una garantía legal que puede ayudar a evitar sanciones a la comunidad por cifras muy cuantiosas. Te ponemos algunos ejemplos:

  • Inspecciones periódicas del inmueble: si la comunidad de vecinos no está al día con las inspecciones periódicas obligatorias de sus instalaciones podría enfrentarse a una multa de 90.000 euros.
  • Gestionar los impuestos: las comunidades de vecinos también deben pagar tributos y normalmente, es el administrador de fincas quien se encarga de presentarlos dentro de plazo y de manera adecuada. Si esto no se hace, la comunidad podría enfrentarse a una sanción de hasta 3.000 euros.
  • Protección de datos: el reglamento sobre la protección de datos se ha endurecido durante los últimos años, por lo que será necesaria la ayuda de un administrador de fincas para evitar las posibles sanciones en caso de que se produjera un incumplimiento de la ley (dichas sanciones podrían ascender hasta los 600.000 euros). 
  • Prevención de riesgos laborales: aunque la comunidad de propietarios no tenga ningún trabajador en plantilla, es obligatorio que cumpla la normativa de prevención de riesgos laborales, ya que, si se produjese una inspección y el resultado de la misma fuese negativo, la comunidad podría enfrentarse a diferentes grados de sanciones: leve (de 40 a 2.045 euros), grave (de 2.046 a 40.985 euros) o muy grave (de 40.986 hasta 819.780 euros).

Estas son algunas de las sanciones a la comunidad de propietarios que puedes evitar si contratas a un administrador de fincas.