El Real Decreto Ley aprobado el pasado mes de marzo ya adelantaba el carácter obligatorio del registro de la jornada laboral, que se implantó en las empresas el día 12 de mayo. Es, decir, ya es obligatorio fichar en el trabajo.

Con esta ley lo que se busca es asegurarse de que no se superen los límites horarios establecidos ni los tiempos de descanso con el fin de conseguir un mercado laboral que sea justo para todos. 

En este artículo te damos algunos consejos para que puedas adaptar tu empresa a la nueva legislación.

Fichar en el trabajo: cómo adaptar tu negocio

Si tienes un negocio lo primero que debes saber es que aquellas empresas que cuenten con representación de los trabajadores tendrán que iniciar las negociaciones para establecer la manera en la que se llevará a cabo el registro de la jornada laboral. Sin embargo, para las compañías que no tengan representación de los empleados ya es obligatorio implementar esta medida.

En cuanto a la forma de fichar en el trabajo las compañías podrán elegir el método que mejor se ajuste a su funcionamiento.

Teniendo en cuenta que los datos de manera obligatoria deberán estar disponibles al menos durante cuatro años, desde Eunopo te damos algunas ideas sobre cómo fichas en el trabajo: 

 

  • Para que los datos sean más fiables es recomendable hacer uso de métodos digitales para fichar en el trabajo como: una tarjeta de fichaje, el registro de la huella dactilar, aplicaciones móviles… De esta manera, la empresa se asegurará de que la información que se recoge es más exacta y más fácil de almacenar, ya que, se podría guardar en la nube.
  • ¿Y empleados que teletrabajan? Ellos también deben fichar en el trabajo y para ello se hará de la siguiente manera: el trabajador tendrá que apuntar la hora a la que enciende y apaga el ordenador y cronometrar sus pausas para que quede constancia de las mismas tanto en un registro manual como remoto.
  • Hoja de registro: es el método más tradicional y consiste en un documento (puede ser impreso, una hoja de Excel…) en el que se incluyan las horas de entrada y salida de los trabajadores, sus datos y su firma. Por otra parte, es necesario dejar claro que los cuadrantes horarios no se tendrán en cuenta como registros válidos de la jornada laboral.

 

Además, hay que tener en cuenta que la jornada máxima se mide en términos anuales. Esto se debe a que muchas empresas experimentan picos de trabajo en ciertas épocas del año (es algo que se da mucho en el sector de la hostelería y el comercio, por ejemplo). Por lo tanto, será necesario considerar la jornada máxima  y el cómputo anual de horas pactados por convenio.

Estas son algunas de las manera que puedes usar en tu empresa para fichas en el trabajo y adaptarte a la nueva legislación. Si te surgen dudas al respecto, contacta con nosotros y resolveremos tus cuestiones.